UN VIAJE POR LAS BEBIDAS PREMIUM Y DE ORIGEN LOCAL

Basqvium continúa su colaboración con la Revista Alimentaria con este artículo elaborado conjuntamente.

Revista alimentaria – 07 de febrero de 2022

Tendemos a elegir productos cuyos valores y procedencia los hacen únicos, como los que emplean ingredientes de km 0

 

En los últimos años, el consumo de bebidas espirituosas está experimentando importantes cambios, tanto sociales como culturales. De todos ellos, hay dos tendencias fundamentales:

– Bebemos menos, pero de mayor calidad: El consumo va hacia un producto más ‘premium’, dejando de lado lo barato de baja calidad.
– La vuelta de lo artesanal: Existe una tendencia a nivel global de elegir aquellos productos que reflejen unos valores, una autenticidad y una procedencia que los hagan únicos.

Esto significa que el consumidor está dispuesto a pagar más por un producto auténtico y de calidad, lo que ofrece una oportunidad para productos de origen local. Y, desde Basqvium. Food, Culture & Luxury Experiences, añaden un componente más: aquellos productores que además han decidido trabajar con ingredientes Km 0. Aquí os dejamos la selección de algunos de los más destacados:

 
– Vermouth Astobiza: Aunque no es una bebida espirituosa como tal, comenzamos con el Vermouth Astobiza, galardonado con el premio al mejor vermú semidulce del mundo en los World Vermouth Awards 2021.

Se trata de un vermú elaborado con Txakoli de uva Ondarrabi Zuri, vendimiado a mano y procedente de la Finca Astobiza, ubicada en el Valle de Ayala de Álava. En su proceso de elaboración se le añade alcohol de cereal con enebro, procedente de la ginebra Astobiza. Y, para suavizar, se ajusta con mosto de uva y se macera con distintos botánicos, como el ajenjo.

– Ginebra Astobiza: Como hemos mencionado, se utiliza para elaborar su vermouth, y fue elegida como mejor gin de España 2020 en el World Gin Awards. Está creada con botánicos exclusivos de la finca: bayas de enebro silvestre del Valle de Ayala y cítricos, se le añade además fresas de la variedad Charlotte, muy aromáticas, cultivadas y recogidas a mano en junio, su mejor momento. También txakoli, el de la propia bodega Astobiza, por supuesto, que se elabora con uva autóctona Ondarrabi Zuri y Ondarrabi Zuri Zerratie.

– Vodka Basmoon: Sin salir de Álava, nos encontramos con el Vodka Basmooondestilado a partir de la patata Agria autóctona. Producto 100% alavés, que bebe de los recuerdos infantiles de un viejo alambique en Fontecha (Lantarón) heredado del abuelo de Carlos Ortiz de Zarate, maestro destilador de la empresa. Cuentan que en los tiempos oscuros de la guerra civil aprendió a usarlo gracias a un guerrillero italiano atrapado en zona nacional. Tras un meticuloso proceso que incluye cinco destilaciones y doce filtrados, se obtiene un vodka diferente, de sabor meloso, natural, de olor agradable y toques a hierba fresca cítricos y cacao, con una graduación de 41,5º. Medalla de oro en la categoría de vodkas premium del certamen europeo The Global Vodka Masters de 2015 y medalla de bronce de los San Francisco Spirits Awards de este 2016.

– Agot Single Malt Basque Whisky: A comienzos de 2019, desde esta misma destilería, Basque Moonshiners, se atrevieron con este primer Single Malt producido en Españaelaborado artesanalmente a base de malta 100% navarra de las variedades Pils y Munich. La Pioneer Edition envejeció tres años en barrica de roble americano (ex Bourbon) y roble francés (ex Rioja Alavesa) tras una doble destilación en alambique de cobre, obteniendo un elegante color ámbar oscuro y aromas de cacao, toffee y vainilla. Con una producción inicial de tan solo 989 botellas, fue elegido mejor whisky de España en los 2020 World Whiskies Awards. Además, el año pasado presentaron su nuevo proyecto, el AGOT PX Edition, cuya principal novedad radica en la utilización de barricas de vinos de la variedad Pedro Ximénez (además de barricas nuevas francesas).

– Ron Aldea: Se produce desde 1936 de manera artesanal a partir del jugo de la caña de azúcar plantada y cosechada a mano en la isla, un escenario único donde naturaleza, tradición y artesanía se unen en perfecta armonía. Este ron es la combinación entre el aroma de la caña de azúcar recién cortada, la pureza del agua de manantial y la brisa del océano Atlántico que acaricia las montañas de la isla Bonita. Ron Aldea elabora su gama reserva a partir del jugo de mayor calidad de la caña de azúcar canaria, conocido como guarapo, utilizando el alambique original que Don Manuel Quevedo, su fundador, ordenó construir en 1893 y que todavía hoy continúa utilizándose año tras año a fuego directo de leña. De esta manera se asegura una calidad suprema respaldados por la garantía de ser una de las marcas canarias más reconocidas a nivel mundial dentro de este sector.

– Brandy Tres Mil Botellas: Elaborado desde 1948 con uva 100% Pedro Ximénez. Para producirlo se extraen anualmente 2.100 litros del Brandy Diez Mil Botellas de la bodega Ximénez Spínola, para que continúe envejeciendo durante 13 años más en barricas de roble americano. Una vez seleccionada la calidad precisa se marida con habanos en cinco escalas; suave, suave medio, medio, medio fuerte y fuerte), pasa un año más ensamblado el conjunto. La suma del contenido de cada barrica, entre los años de envejecimiento del Pedro Ximénez y de su destilado, nunca es inferior a 25 años. El resultado final es un elixir de color ámbar oscuro que desprende gráciles y armoniosos aromas a fruta pasificada, con toques de maderas nobles y fondo de solera vieja.

Artículo

Leave a Reply

Your email address will not be published.